Publication:

Weekend - 2021-09-30

Data:

Delta y Río de la Plata, cómo afecta la bajante del Paraná.

NAUTICA

Por Francisco Savino.

Es muy grave lo que ocurre en la cuenca del río Paraná, sin duda la bajante importante que se observa afecta significativamente a las poblaciones en su vida diaria: la falta de agua potable ya es un problema porque se saca de los ríos y se potabiliza para consumo humano. De prolongarse en el tiempo esta escasez hídrica, lo que va a ocurrir es que en algún momento el problema va a estar en las represas, con lo cual es factible que haya escasez energética en aquellas que están ubicadas sobre el río Paraná. Las economías regionales también se ven afectadas en lo que a la producción y a los costos se refiere: falta de agua para los riegos y es imposible sacar cargamentos por vía fluvial, lo que obliga a recurrir al transporte automotor e incrementa significativamente los costos. Gran parte de nuestra cosecha sale por los puertos del litoral del Paraná. Qué pasa en el origen Esta bajante, sin embargo, no se produce en la cuenca del Uruguay, un río que si bien en el Norte corre relativamente cerca del Paraná y paralelo a él, en Misiones ya se desvía directamente hacia el Este y al que por cuestiones geográficas no lo afecta la escasez de lluvias que se da, fundamentalmente, en el sur del Brasil. La pregunta, entonces, es: ¿afecta al Delta y la zona de Buenos Aires la bajante del Paraná? Si la analizamos empíricamente, no. La situación lleva tiempo y no ha habido cambios en esta región. ¿Por qué no la a fec t a? Porque el R ío de la Plata tiene otros af luentes y, además, está inf luido por las mareas. Hacer aquí un tratado de ellas no es el objeto de esta nota, pero sí debemos saber que éstas cumplen cada una determinada cantidad de horas –y diariamente– dos pleamares y dos bajamares (el agua sube y baja), producto de la influencia de la luna y, en menor medida, del sol. Y estas mareas se dan en el Río de la Plata, no en los ríos interiores (donde no son significativas). Cómo juega la luna Ahora, ¿qué es lo que pasa con las mareas? El Servicio de Hidrografía Naval de la Armada Argentina (SIHN) realiza el cálculo de las mareas astronómicas para todo el año (considera la Tierra, la Luna y el Sol) sin tener en cuenta los vientos ni las lluvias ni ningún otro aspecto meteorológico. Solo resuelve un cálculo matemático. A modo de ejemplo, a continuación voy a considerar las gráficas de un año de los puertos de: 1) San Fernando, porque está en el Delta y recibe la influencia de las mareas del Río de la Plata: 2) el de Zárate, porque esta a 110 km de Buenos Aires; 3) el de Rosario, ya que ahí se observa una falta de agua importante y no hay mareas; y 4) el de Goya. Comparativo entre puertos 1) Goya y Rosario, ambas localidades sobre el río Paraná y distantes 400 km, tuvieron un pico importante en febrero del 2021 y luego el agua fue decreciendo significativamente. No se observan picos de subida y bajada porque no están afectados por mareas diarias. 2) Concepción del Uruguay, sobre el río Uruguay, no reduce su nivel de manera notoria durante el año, ni se observan picos de subida y bajada porque no está afectado por mareas diarias. 3) San Fernando se comporta según las tablas de mareas, con pleamares y dos bajamares por día, por eso se observan picos de subida y bajada, pero no se nota que esté afectado por la baja del Paraná en el Norte. 4) Zárate (al igual que San Fernando) a pesar de estar en la zona del río Paraná y a 110 km de Buenos Aires, no es afectado por la baja del Paraná, pero sí está influenciado por las mareas del Río de la Plata. Por eso es cierto eso que muchas veces escuchamos: “En el Delta no hay agua, el río se secó”. Es cierto, pero nada tiene que ver la bajante del Paraná, sino más bien con las bajamares. Cómo leer las líneas A lgo más respecto de las mareas... Diariamente el SIHN hace una gráfica de las pronosticadas (que son las que calculó con un año de anticipación sin considerar aspectos meteorológicos), las dibuja hora a hora en color negro y, a medida que pasa el tiempo, las va graficando en azul a la medida real. Así vemos que a veces hay más agua que la pronosticada, otras menos y a veces, igual ¿Significa que el SIHN se equivoca? No, no se equivoca, es porque los vientos en nuestra zona inciden en forma significativa en las alturas de las mareas. Es por ello que el SIHN diariamente, y en función de las condiciones meteorológicas, informa en más o en menos en cuánto deben corregirse las tablas de mareas que indican los valores pronosticados. Si a lo largo del tiempo analizamos esas dos mareas –reales y pronosticadas–, veremos que ambas coinciden, en general. Y un dato más: la real siempre va a acompañar a la pronosticada en sus pleas y sus bajas. En conclusión: la baja del nivel de las aguas del río Paraná no afecta al Delta ni al Río de la Plata. Y hasta dónde llega esta no afectación: hasta Zárate. San Pedro en adelante ya se ve impactado.

Images:

© PressReader. All rights reserved.