Publication:

Weekend - 2021-09-30

Data:

Superdeportivos, pero flotantes…

NAUTICA

Por Martín D’Elía.

Las mejores marcas de autos tienen también sus correlatos en embarcaciones de lujo, un combo ideal para quienes detentan el poder económico de adquirirlas. Los que no, igual podemos disfrutar de ellas a través los 14 modelos de esta nota. Cualquier trabajo muy repetitivo acaba siendo tedioso. Incluso los diseñadores de coches, cuyo empleo debe ser realmente fascinante, se aburren en ocasiones de tanto diseñar vehículos con ruedas. Así que a veces toman sus lápices, cuadernos y programas de diseño y se ponen a idear maravillas pensadas para la navegación. A continuación, una síntesis de los últimos modelos... Mercedes Arrow 460-Gran Turismo Por si la colaboración con Cigarette Racing para el Tirranna AMG Edition no fuera suficiente, la marca de la estrella también tiene otro as en la manga, en lo que a embarcaciones se refiere: el Arrow460-GranTurismo 2016. Imaginado por el centro de diseño de Mercedes-Benz y desarrollado por British Silver Arrows Marine, esta lancha deportiva toma inspiración de la berlina de lujo de la marca alemana, el Mercedes-Benz Clase S. Mide 14 m de largo, es capaz de acomodar a 10 personas y cuenta con mesas, camas, baño, un vestidor de lujo y, lógicamente, todos los acabados interiores en tapizados exclusivos y madera. Además, los cristales pueden variar su opacidad al toque de un botón, posee un planchada de baño en popa extensible y el parabrisas de la cabina se abre simulando la apertura de un cabriolet. En cuanto a las prestaciones, cuenta con dos motores diésel Yanmar 6LY3-ETP, con un total de 960 CV, que le permiten obtener una marca de 40 nudos de velocidad máxima, equivalente a unos 74 km/h. Su precio ronda los 850.000 euros y es una de las lanchas rápidas más exclusivas de la marca de la estrella. Cigarette Tirranna AMG Edition Cigarette Racing creó el Tirranna con el objetivo de combinar velocidad y confort. Se trata de un misil náutico de 18 m de eslora, capaz de alcanzar una velocidad de 65 nudos (120 km/h) gracias a los seis motores 4.6 V8 fuera borda Mercury Racing Verado, de 450 CV cada uno, que ofrecen una potencia total de 2.700 CV. Con sus 3.800 litros de combustible puede lograr una autonomía a velocidad crucero (43 nudos) de 780 millas náuticas, con un consumo promedio de 300 litros hora. A pesar de sus cifras, no se trata de una lancha de carreras, ya que ofrece el lujo interior de un yate, así como diversos detalles en fibra de carbono firmados por Mercedes-AMG. En definitiva, es lo mismo que un AMG de calle, es decir, una mezcla de lujo y deportividad. Como curiosidad, cabe añadir que Mercedes-AMG lanzó, con motivo de esta colaboración con Cigarette, un auto Clase G denomi nado Cigarette Edition, con los colores del barco y algunos detalles específicos. Esta versión especial de la Tirranna A MG asiende a los 3,5 millones de dólares, unos 500.000 dólares más que la versión común sin el toque AMG. Lexus LY 650 A menudo, como es el caso de los anteriores ejemplos, los yates y lanchas de los fabricantes de autos son fruto de la alianza con empresas especializadas y reconocidas del sector náutico, aunque este no es el caso del Lexus LY 650. Si bien no se trata de un producto 100 % Lexus, ya que el estudio italiano de diseño de yates Nuvolari Lenard ha participado en el proyecto junto a la empresa Marquis Yachts de Wisconsin, USA, la idea original es de la empresa japonesa, que aspira a ser una marca de lujo de estilo de vida, más allá de los propios vehículos de lujo. Este LY650 mide 19,8 m de eslora y esconde una propulsión con dos motores Volvo Penta IPS de 12,8 litros de cilindrada, capaces de ofrecer 1.350 CV de potencia cada uno y que le erogan una velocidad máxima cercana a los 32 nudos. El casco, además, utiliza una estructura de material compuesto por plástico reforzado con fibra de carbono, con la cual logra un reducido peso de 40 toneladas, y muchos de los dispositivos electrónicos de a bordo se pueden controlar a través de un smartphone, tal como sucede en los nuevos autos de lujo de la marca. Su precio asciende a los U$S 3,7 millones. Ducati Cigarette El fabricante de motos Ducati ha dado el salto al mar, sumando así más títulos. La marca para la que corren Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci se ha aliado con uno de los grandes campeones de la velocidad en el agua, el Cigarette Racing Team. El resultado de esta unión es el 42X Ducati Edition, con los característicos rojo y blanco que luce la primera en el asfalto. Con unos 13 m de eslora, la embarcación se monta con dos motores de 1.100 caballos cada uno para alcanzar una velocidad máxima de 193 kilómetros a la hora. Entre sus detalles incluye además un potente equipo de audio diseñado específicamente por JBL Audio, capaz de sonar casi sin distorsiones por mucho que el casco planee. Su precio es de 650.000 euros, en el que se incluye algo más que las referidas prestaciones, porque adquirir una Cigarette es comprar una leyenda como Ducati. Lamborghini Reventon Acuático El diseñador italiano Mauro Lecchi presentó esta embarcación inspirada en la marca Lamborghini, donde toma prestados elementos de diseño del Diablo, el Gallardo y, sobre todo, el Reventon. En este proyecto, que se estima estará disponible para finales de 2021, se destacan las tarimas de madera y los componentes interiores angulosos de fibra de carbono y kevlar. Su eslora será de unos 15 m de largo y cuatro de ancho. Tendrá dos motores diésel Volvo Penta IPS de 700 CV o dos Lamborghini V12 con 550 CV, con los cuales se estima una velocidad máxima de 190 km/h. Lamborghini Tecnomar 63 Esta reciente creación no es el primer acercamiento de Lamborghini al sector náutico, ya que en los años ‘80 la firma de Sant’Agata Bolognese ya desarrolló un par de motores marinos, aunque nunca fabricó un barco completo. Ahora, gracias a la colaboración con Tecnomar, la marca puede lucir su toro en la proa de una embarcación. Como sus coches, con esta lancha (limitada a solo 63 unidades) también busca prestaciones de primer nivel. Equipa dos motores MAN de 2.000 CV cada uno, con lo que logra una potencia total de 4.000 CV que, a pesar de sus 19 m de eslora y 24 toneladas de peso (carbono), generan una velocidad máxima de 110 km/h. A nivel de diseño encont ra mos numerosos guiños a los modelos de Lamborghini, con formas af iladas y hexagonales, y en particular al Sián: las delgadas ópticas delanteras ofrecen idéntica configuración en forma de Y (que a su vez siguen la estela de las del Terzo Millenio), mientras que su parte trasera muestra un diseño similar al difusor trasero del superdeportivo híbrido, así como los faros. Por su parte, el techo de la cubierta recuerda a la capota de los roadsters de Lamborghini y el cuadro de instrumentos reinterpreta los de la empresa, pero con estilo náutico, añadiendo detalles en fibra de carbono idénticos a los del acabado Carbon Skin. El conjunto se completa con unos asientos deportivos tapizados en alcántara y el mismo volante que equipa el Sián. Aquellos afortunados que puedan hacerse con sus prestaciones podrán escoger entre un amplio abanico de tonalidades para el exterior, mientras que el interior se ofrece en dos configuraciones diferentes y también con una amplia combinación de materiales. Un toro muy bravo, de 3 millones de euros nacido para el mar. Audi Trimarán Se trata de un proyecto de la diseñadora Stefanie Behringer para el estudio de diseño de prototipos de Audi en Munich. No hay planes para producirlo en serie al momento, pero es muy atractivo: su casco principal está soportado por dos cascos estabilizadores donde se alojan dos motos de agua de propulsión eléctrica. A bajas velocidades (hasta ocho nudos), el barco puede moverse sólo con esas motos de agua, sin ruidos ni emisiones (que pueden circular a poca profundidad, con solo 58 cm de calado). A mayores velocidades (hasta 30 nudos), lo moverían dos motores diésel Audi TDI livianos y eficientes, los cuales al mismo tiempo recargarían los motores de las motos de agua. El barco mide de 15 m de largo y sólo 6,40 m de ancho. En la cubierta hay espacio para 12 personas, mientras que los camarotes cuentan con cuatro camas y dos más bajo la mesa del salón. Si algún día a Audi no le va bien con los coches, aquí puede tener una vía para crear otro negocio un poco más elevado de precio, ya que este trimarán de la marca de los anillos costaría 10 millones de euros. Audi R8 Catamarán Por si el Audi Trimarán queda fuera de su presupuesto, la marca alemana ha querido homenajear al máximo galardón de sus autos, el Audi R8, con el diseño de una lancha de la mano del diseñador sueco Bo Zolland, quien desarrolló un modelo llamado Ingolstadt, de 8,8 m de eslora, pensado para utilizar un motor marino V10 de biodiésel o dos propulsores diésel de 320 CV más pequeños, con los que teóricamente alcanzaría una velocidad máxima de 180 km/h, que la haría no fácilmente manejable para cualquiera. Todo esto con un presupuesto más acotado que el Trimarán: apenas un millón de euros. Nissan Leaf El coche eléctrico capaz de subir el Tourmalet no es el único vehículo de Nissan con cero emisiones. Este catamarán construido por Nissan ha surcado las aguas del mundo sin arrojar emisiones al medio ambiente. Se fabricó en la planta que tiene la marca japonesa en Mexicali (México), donde se investigó su hidrodinámica y su aerodinámica. Ha competido en diversas competencias a nivel mundial y es catalogado como uno de los veleros más rápidos en su clase. Pininfarina Super Sport 65 Creado en colaboración con Rossinavi, este Super Sport 65 es la visión de Pininfarina de un gran yate de lujo, inspirado en el famoso Gran Turismo de Maserati. Nada menos que 65,5 m de eslora y 11 m de ancho máximo, aunque con un calado de apenas 2,2 m, muy reducido para un barco de semejantes dimensiones, lo que le permite entrar con facilidad en puertos y bahías a los que otros yates de su tamaño no podrían acceder. El diseño también toma muchos detalles del mundo del automóvil y goza además de varios pisos y diferentes cubiertas. Un espectáculo de embarcación que, con sus cuatro motores MTU de 2.000 CV logran que esta mole de más de 65 m de eslora alcance los 30 nudos de velocidad máxima, con un rango de 4.000 millas náuticas a 28 nudos. ¿Su precio? La exorbitante suma de casi U$S 60 millones. Porsche Dynamiq GTT 115 Es un superyate de 35 m de eslora que, en realidad, fue fabricado por el armador Dynamiq, con sede en Mónaco, pero fue diseñado y proyectado por Studio F.A., una subsidiaria de Porsche Design. Su precio arranca a partir de los 12,5 millones de euros. Este barco es una muestra clara de todo el estilo de la marca alemana. Cuenta con refuerzos laterales en el puente que son idénticos a las branquias del arco antivuelco del Porsche 911 Targa. Tampoco pasan desapercibidos algunos detalles de diseño que nos recuerdan mucho al futuro Porsche Mission E. De acuerdo con los constructores, este yate puede ser pintado con los tradicionales colores de la marca alemana: Carrara White, Rhodium Silver, Chalk o Monte-Carlo Blue. Construido íntegramente en aluminio, su peso es de 198 toneladas. El Porsche Dynamiq GTT 115 es impulsado por un conjunto híbrido que consta de dos motores turbodiésel MAN V12-1650, cada uno de los cuales genera una potencia aproximada de 1.650 caballos de fuerza, con un total de 3.300 HP. Esta fuerza es transmitida a dos hélices y a dos motores eléctricos de 26 HP, usados para maniobrar el yate. Estos últimos motores son suficientes para que pueda desplazarse por el océano a una velocidad aproximada de 7 nudos (13 km/h) sin necesidad de arrancar los motores principales. La velocidad máxima de los dos propulsores diésel es de 21 nudos (40 km/h), con una autonomía de 3.400 millas náuticas, (6.300 km), suficiente para viajar de un continente a otro. Todo ello es posible gracias al aerodinámico diseño del casco, sin olvidar, claro, la capacidad de combustible de 24.000 litros de gasoil. Royal Falcon Fleet de Porsche Design Basado en el Royal Falcon Fleet, el RFF 135 fue pensado por Porsche Design para parecer una nave espacial en el agua. Este catamarán a motor mide 41,2 m de largo y tiene una sala con capacidad para 20 pasajeros y la tripulación. Por otro lado, desde Porsche Design se tuvo muy en cuenta en el trazado de las curvas de nivel por fuera de la embarcación. El resultado fue un diseño revolucionario y un verdadero reto para los arquitectos navales. Gracias a sus potentes motores de 4.600 CV es que este gran barco puede alcanzar fácilmente los 35 nudos (unos 65 km/h). Eso sí, su consumo medio de combustible es un asombroso valor de 750 litros por hora, un Porsche con todas las letras. BMW Bavaria 46 Deep Blue El departamento de diseño de BMW en EE.UU. también quiso poner su granito de arena en esto de los barcos, tras alguna escaramuza en el mundo de la aviación, el Deep Blue debutó en el Salón Náutico de Düsseldorf y con sus 4,5 m de ancho representa la entrada de Bavaria en el segmento Premium del cabotaje. BMW utiliza líneas muy suaves para crear una imagen en flecha, a pesar de aumento de la altura para ofrecer más espacio libre interior. Con sus 14,20 m de eslora, el Deep Blue 46 estará disponible en una versión Open, con el cockpit semiprotegido por un techo rígido opcional y todo el juego de habitabilidad que esta configuración puede propiciar. Igual adaptabilidad se aprecia en los interiores, con posibilidad de incorporar dos o tres camarotes. Propulsado por dos motores diésel de 370 CV, será capaz de alcanzar una velocidad máxima de unos 35 nudos, con una capacidad de combustible de 1.200 litros y un precio que arranca desde los 450.000 euros. BMW Z60 Zeydon Sail Con toda la caballería premium alemana en guerra, y sin un vencedor claro, parece que las compañías automotrices más importantes del mundo han abierto un segundo frente en el campo de batalla en altamar. BM W Designworks de EE.UU entró en el juego con este trabajo conjunto con Zeydon, un reconocido constructor de yates belga. Se trata de un gran barco de vela híbrido de 60 pies de eslora que, gracias a su diseño de avanzada, llega con viento a alcanzar los 23 nudos de velocidad, una ma rca increí ble en un ba rco propulsado solo por viento. Pero BMW piensa en todo y para el caso de que no tengamos viento, no hay problema, el motor de este velero lo mueve fácilmente a una velocidad de entre diez y trece nudos. El yate Z60 Cruiser tiene toques de excepcional diseño y materiales de alta calidad. Su precio ronda el millón de euros, nada mal para un barco de este tamaño, sobre todo para aquellos fanáticos de la marca que desean tener una flota de BMWs en su garage.

Images:

© PressReader. All rights reserved.