KIA CARNIVAL Ejecutiva y familiar

La clave de este modelo es su modularidad y comodidad interior. Incorpora notables ayudas a la conducción y seguridad, además de su elegancia interna y externa.

Textos: ALEJANDRO FISCHER. Fotos: FABIAN MALAVOLTA y KIA

2022-05-31T07:00:00.0000000Z

2022-05-31T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/283712663070330

MOTOR

La clave de la Kia Carnival es su modularidad y comodidad interior. Incorpora notables ayudas a la conducción y seguridad, además de su elegancia interna y externa. Kia fue una de las pocas marcas mundiales que en los años ’90 apostó por las minivans cuando presentó la Carnival, en aquel entonces con capacidad para 7 pasajeros. Desde esa primera generación, la filial argentina de la marca coreana siempre la importó. Y es más, ahora acaba de lanzar la cuarta generación de este modelo, un claro exponente de los vehículos familiares y/o ejecutivos, en esta oportunidad con capacidad para 11 pasajeros, como ya tenía la versión anterior que llegó a nuestro país en 2016. En esta ocasión, la Kia Carnival se lanzó en una única versión SX 2.2 CRDI A/T, y gracias a su clásica disposición 2+3+3+3 que le permite ser homologarlo como vehículo comercial liviano en la categoría M2, no tributa impuestos internos. Otra auténtica ventaja es que siempre fue un vehículo pensado y diseñado para ser minivan familiar y no un derivado de un furgón de carga comercial adaptado para transportar personas. Con 5.155 mm de largo y cuatro filas de asientos, Carnival es sinónimo de flexibilidad dado que permite trasladar cómodamente a una familia numerosa, transportar pasajeros en salidas de turismo urbano o servir como transporte ejecutivo, con una capacidad de carga que varía, según la configuración elegida, entre los 56 y los 2.689 litros. Mientras que la cuarta fila permite plegarse y ocultarse completamente en el piso, la tercera es corrediza y cuenta con la opción de reclinarse, todo esto con la sensación de amplitud de su doble techo vidriado. La accesibilidad está garantizada gracias a sus puertas laterales eléctricas inteligentes con apertura a distancia, al igual que el portón trasero, cuya funcionalidad se acciona desde la llave sin necesidad de tocarlo. La gran novedad es que las butacas delanteras, además de eléctricas y con memoria, ahora están calefaccionadas y refrigeradas. El tapizado es en cuero ecológico. A la segunda y tercera hileras se accede con facilidad. En este último caso basta con abatir el respaldo de la segunda, deslizarla hacia adelante o levantar el asiento central tipo transportín. Para llegar a la cuarta fila hay que elevar el transportín de la tercera fila. Estos asientos no tienen apoyacabeza y el cinturón de seguridad sólo es de cintura. Los tres asientos de la cuarta fila sí tienen apoyacabezas, pero el central posee cinturón de dos puntos. La marca coreana muestra en esta renovación su última interpretación estilística, en particular en el frente, con el concepto tiger nose o nariz de tigre, aunque en este caso con unos retoques para conferirle mayor elaboración. También se percibe un estilo algo más deportivo similar al que se observa en el Seltos y en la próxima Sorento. La parrilla es de diseño muy curioso y elegante. Pero lo que más llama la atención en el frontal es el dibujo muy futurista de las luces diurnas y de giro, y la combinación de las distintas ópticas, todas LED, que le otorgan una notable personalidad. Su silueta combina una gran superficie acristalada con una línea de cintura alta y un parante C con una terminación en acero pulido con formas romboidales en relieve que da un efecto tridimensional, todo rematado con llantas en rodado 17”. La parte trasera es sencilla, con el portón casi plano, un rediseñado paragolpes y las luces distribuidas en tres niveles: arriba tercera luz de stop, en el medio, posición y stop, y abajo giros y marcha atrás. Puertas adentro La accesibilidad es con llave inteligente por presencia. Por ejemplo, una persona se acerca con la llave, el vehículo la reconoce y despliega los espejos externos. Luego, el acceso se puede realizar tocando el botón negro en la manija de las puertas o bien esperando tres segundos al lado para que se destraben las corredizas y el portón. Para acceder a las plazas medias y traseras las puertas también son corredizas eléctricamente, con cuatro sistemas de apertura: esperando los 3 segundos, apretando el botón correspondiente a cada lado en la llave, oprimiendo el botón negro en la manija o con un botón por cada lado desde el puesto de conductor. Lo mismo sucede con el portón. El interior exhibe una combinación de asientos en tono gris medio con apliques en contrapuertas, techo, paneles inferiores del tablero y tapa del guardaobjetos central en tono crema que le otorgan notable elegancia y distinción. Kia sigue apostando a la motorización turbodiésel, en este caso con el conocido 2.2 Euro 5 pero ahora con un aumento en la potencia que pasó de 197 a 202 CV a 3.800 RPM y una baja en el par que va de los 450 Nm a 441 entre las 1.750 y 2.750 RPM, combinado con una caja automática de 8 marchas con convertidor de par, aunque la tradicional palanca de cambios fue reemplazada por una ruedita para seleccionar las marchas.

es-ar