Rutas para escapar del río.

Cuando buscamos flechas de plata en el estuario puede sorprendernos el viento. Cuáles son los dos derroteros más importantes para buscar reparo.

Por Francisco Savino.

2022-05-31T07:00:00.0000000Z

2022-05-31T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/283729842939514

NAUTICA

Cuando buscamos flechas de plata en el estuario puede sorprendernos el viento. Cuáles son los dos derroteros más importantes para buscar reparo. Es habitual que los pescadores que salen a navegar en nuestro Río de la Plata se encuentren con dos problemas fundamentales: que los sorprenda un viento fuerte que les haga pasar un mal momento o que se queden varados. Es común escuchar frases del estilo: “Salí con un día lindo a navegar, a la tarde me agarró un viento fuerte y la pasé mal”. Esto se debe a que el navegante no se asesoró previamente acerca de cómo estaría la meteorología en la jornada, pues ningún viento fuerte llega sin previo aviso. El otro inconveniente es que cuando se sale a pescar existe el temor de quedarse varado en el medio del río o, al intentar regresar, darse cuenta de que ya no se tiene agua por la vía elegida. Por ello, siempre lo aconsejable –aunque se reconozca bien la zona– es llevar a bordo un GPS y un ecosonda, o bien un GPS con cartografía y rutas en el celular o en una tablet que no requiera de señal de datos. Es una ayuda más y nos va a dar tranquilidad, fundamentalmente a la hora de navegar, pues hacerlo con nerviosismo y tensión nos lleva a cometer errores. Es importante, además, tener rutas seguras para esos GPS, y que sean hechas por personal capacitado. No basta con que alguien que haya navegado ese tramo nos las pase, ya que no sabemos con qué altura de marea navegó, y eso es fundamental para saber si e una ruta factible para nuestra embarcación. Dos imprescindibles Y esa es la propuesta en esta nota: presentar algunas rutas que van a ser de ayuda, sobre todo en esta época en la que muchos salen a Playa Honda a buscar el pejerrey, y dar algunos tips referentes a cómo saber qué va a pasar con la marea. Desde ya que no todas las rutas posibles estarán en estas líneas, pero sí dos que son muy conflictivas. Una de ellas es el acceso al Paraná Miní desde los Pozos del Barca Grande, próxima a lo que conocemos como zona de la Depresión. Este derrotero es importante conocerlo, porque en esta zona de pesca el aficionado no tiene posibilidades de refugio, y basta que soplen vientos de cualquier sector para quedar expuestos por estar en un lugar muy abierto. La entrada al Paraná Miní, entonces, es una buena alternativa para ingresar al Delta y, de esa forma, tener el refugio de la costa, que nos va a proteger de los vientos. La otra ruta es la que se usa para acceder desde la isla Martín García al Di Tomasso o a La Raja, y desde allí hasta la zona del Canal Costanero. Una de ellas no presenta problemas de altura de mareas y la otra sí, por lo que hay que tomarla con cuidado pues no sobra nada de profundidad. Además, hay que tener en cuenta la altura, que se indicarán al cero de Prefectura para que sean de utlidad. Pero... ¿para qué sirve la altura al cero? Simple: no sirve de nada saber cuánta agua tuvo debajo determinada embarcación, porque no todas calan lo mismo. De ahí la utilidad del cero y la facilidad de calcularlo mediante esta fórmula: Altura de la marea + Profundidad al cero = Debe ser mayor que mi calado. Pregunta típica: ¿La profundidad al cero es lo que dice la carta? Sí, es correcto. Pero desgraciadamente las cartas no están actualizadas en cuanto a la batimetría y nadie en forma particular está en condiciones económicas de relevarla. Por ello, las rutas actualizadas son la base de esta nota. La otra duda es cómo saber las alturas de la marea. La de San Fernando se toma desde la página web del Servicio de Hidrografía Naval, que las brinda cada hora y además señala la tendencia de qué marea se va a producir en las horas siguientes. La de Braga se consulta a Prefectura L5L por canal VHF 72. La de Martín García, por el mismo canal pero a Prefectura L5P. Están también los navegantes que miran los escalones de la Farola de San Isidro, buena forma si partimos desde ahí, pero totalmente inútil si estamos en el medio del río porque no los vamos a ver. Otra alternativa es preguntar a la Prefectura de San Isidro, pero en plena navegación profunda seguramente no nos vamos a poder comunicar. Lo importante si vamos a pescar es mirar la meteorología, tener rutas seguras y llevar, además de los elementos de seguridad, abrigo y bebidas por cualquier alternativa que nos demore. No olvidemos tampoco hacer los cálculos de consumo/autonomía de nuestra embarcación, y cargar combustible de más. El viento de frente incrementa el gasto. Agradecimiento a: Fabián Froglia, guía de pesca habilitado por Prefectura, Tel.: (011) 5320-8891.

es-ar