Cuál es el mejor calentador

Ante la necesidad de preparar alimentos durante las travesías, repasamos las variedades que hay en el mercado y sus prestaciones según la zona y la actividad.

Textos: MARISOL LOPEZ. Fotos: JAVIER RASETTI Instagram: @nacionsalvaje

2022-11-08T08:00:00.0000000Z

2022-11-08T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281590949526452

BIKE

Ante la necesidad de preparar alimentos durante las travesías, repasamos las variedades que hay en el mercado y sus prestaciones según la zona y la actividad. Bike El café caliente del desayuno, los mates al atardecer, los ansiados fideos después de todo un día de pedaleo. Durante un viaje en bici, cada uno de esos momentos tiene varios factores en común y, seguramente el principal, sin lugar a discusión, sea la indescriptible felicidad y disfrute que proporcionan cuando se pasan días enteros al aire libre sobre una bicicleta, haciendo que el equilibrio de lo importante se torne mucho más simple y palpable. Pero ya poniéndonos menos filosóficos y entrando en el terreno de lo práctico, otro factor en común previo al disfrute, y el cual será indispensable para que esos tres momentos sucedan, es aquel elemento que va a permitirnos que el café caliente, los mates al atardecer y los fideos de la cena existan: el calentador. Cuandodamosnacimientoaunaaventura en bici, cada parte del equipo con el que salimos tendrá un nivel de importancia diferente según el tipo de salida que realicemos y de nuestros propios gustos. Por ejemplo, hay viajes en bici que se realizan por zonas continuamente pobladas, comprando comida y sin necesidad de cocinar. Pero si la idea es acampar en la naturaleza, hay situaciones que dejan de medirse por elecciones o gustos personales y se convierten en responsabilidades directas con el lugar que recorremos. Hacer fuego en sitios agrestes que no estén preparados con fogones para tal fin, entendiendo el riesgo innecesario que eso implica, no debería ser al día de hoy una opción posible, sobre todo por el enorme abanico de posibilidades y calentadores que existen para evitarlo. Por eso nos pareció muy importante realizar una nota que sea específicamente sobre calentadores, para despejar dudas y poder brindar información que pueda ser útil al momento de elegir cuál utilizar. En los viajes en bici, los más frecuentes son los que veremos a continuación: calentador a gas, de gasolina o multicombustible, y calentador de alcohol. Calentador a gas Son los más utilizados entre mochileros o montañistas. Consisten en una pequeña hornalla y una bombona o cartucho de gas. Los modelos más comunes que se pueden encontrar son los que vienen a rosca o por medio de una pequeña manguera, también existe uno perforable, pero no es muy práctico ya que una vez que conectamos la bombona no la podemos desconectar hasta que sea utilizada en su totalidad, por lo que con el tiempo se fue dejando de usar. Normalmente este gas es butano, propano, isobutano o la mezcla de estos. Para bajas temperaturas es recomendable usar bombonas 75 % isobutano y 25 % butano. Estos tipos de calentadores a gas son recomendables para viajes de pocos días o semanas, por lo que su menor peso, tamaño y facilidad de uso puedan resultar ventajosos. Hay modelos de hornallas como el jetboil, que viene con un recipiente especial en donde se puede calentar agua o cocinar algo muy específico, ayudando al rendimiento y al tiempo. Pero es para viajes muy técnicos, mayormente en zonas de montaña y en donde el alimento suele ser liofilizado. Ventajas: > Menor volumen y peso. > Silenciosos en comparación con los de multi- combustible. > Rápidos de encender. > En casos muy necesarios se pueden llegar a utilizar en el interior de una carpa con máximas precauciones. > También se usan dentro de refugios. > No necesitan mantenimiento. Desventajas: > Baja autonomía (si se trata de un viaje largo por zonas poco pobladas, es necesario cargar con varias bombonas). > Las bombonas o cartuchos de gas no se consiguen en todos lados. > Genera residuos (tendremos que cargar con las bombonas hasta algún lugar donde poder desecharlas). > Para viajes largos es más costoso que los calentadores de multi-combustible. Gasolina o multicombustible Estos calentadores son el caballito de batalla de los viajes en bici, pero también se utilizan en montaña. Consisten en una hornalla y una botella de combustible compatible, que generalmente se compra por separado y se puede conseguir en diferentes capacidades (325 ml, 591 ml, 887 ml). Son aptos para varios tipos de combustibles líquidos, como gasolina sin plomo (nafta) o bencina blanca. Con una botella de combustible de 887 ml se puede tener autonomía para unos 15 días de viaje. Son más costosos que los calentadores a gas pero, con buen mantenimiento, pueden durar una gran cantidad de años de uso intensivo. Cuanto mejor y más limpia sea la calidad del combustible, mejor será su rendimiento. Por eso recomendamos, siempre que sea posible, utilizar nafta premium o bencina blanca. Este tipo de calentadores se recomienda para todo tipo de viajes en bici, pero sobre todo para los de varias semanas, meses o años, ya que el combustible líquido es mucho más económico con respecto a la autonomía que permiten, y muy fácil de conseguir en cualquier parte del mundo. Ventajas: > Mayor autonomía. > Facilidad para conseguir combusti ble. > Más económico en lo que respecta al uso constante. > Buen rendimiento con bajas tempe raturas y zonas de altitud. Desventajas: > Mayor volumen y peso. > Genera ruido y deja algo de olor a combustible en el ambiente. > Necesita mantenimiento. > Tarda un poco más en encender que el calentador a gas. Calentador de alcohol Desde hace algunos años fue ganando su lugar en el mundo de los viajes en bici por su practicidad y bajo costo. Consiste en una pequeño recipiente con agujeros en donde se coloca el alcohol. Si bien hay en distintos modelos, tiene la particularidad de poder fabricarse de manera casera con un par de latas. Al ser tan pequeños y livianos, resultan muy prácticos para llevar, solo hay que tener en cuenta la cantidad de alcohol a transportar según el rendimiento del equipo. Se recomienda para viajes de una sola persona que no transiten por zonas muy frías ni de altitud, ya que su rendimiento no es favorable en esas circunstancias debido a su escaso poder calórico. Ventajas: > Menor peso y volumen. > Facilidad para conseguir alcohol. > Económico. > Se puede fabricar de manera casera. Desventajas: > Engorroso para cocinar si se trata de dos o más personas. > Cocción lenta. > No es apto para climas muy fríos o zonas de altitud. > No permiten regular la llama.

es-ar